• Maximiliano Goncalves

¡6 Tips para los primeros pasos de un Asesor, Agente o Vendedor Inmobiliario!

El comenzar una nueva profesión, normalmente trae aparejado una adrenalina extra que si no está bien gestionada, puede derivar en ansiedad, stress o cualquier otra emoción poco productiva. Incluso para aquellos que ya vienen del rubro, por ejemplo, de inmobiliaria tradicional e intentan trabajar en una franquicia, los cambios en la forma de trabajar son notorios y eso consume también un plus de energía.








Definir tu Para qué / Propósito:

Empezar todas las mañanas con un propósito en mente, sabiendo que es lo que nos motiva, nos pondrá en acción y tendremos un Norte claro que funcionará como faro a seguir, cuando los resultados se hagan esperar o para lograr maximizar nuestro trabajo, mas allá de nuestras habilidades innatas.


Compromiso e Involucramiento:

Dar el 100% de mí, es estar comprometido con la excelencia y no con la perfección (la perfección simplemente nunca se alcanzará) para ello es clave estar comprometido con auto excelencia. Estar comprometido no significa que tengas culpa de no poder hacer lo que no depende de vos. Es clave saber que depende 100% de vos y que no depende de vos para que el compromiso no se transforme en auto-exigencia (uno de los pesticidas de la alta productividad inmobiliaria)

Comenzar con un fin en la Mente significa que dejas de proyectar hacia el futuro y comienzas a diseñar futuro. Uno va de presente hacia el futuro, el otro viene desde el futuro con la visión ya realizada en su interior.

Templanza, estabilidad y paciencia:

Ser paciente, y estar tranquilos, no significa quietud, significa entender que "en un arbol de frutos lo ultimo que crece es el fruto". Si bien se necesita ir midiendo los resultados en períodos cortos, trimestrales, mensuales y semanales para corregir desviaciones y poder cuantificar logros, hay que entender que este es un negocio anual y por lo tanto si nos amigamos con el proceso, los resultados siempre aparecerán.


Pasión y disfrute:

A los buenos jugadores les gusta jugar partidos difíciles, este rubro busca tu máxima concentración y tu potencialidad permanentemente. El secreto sobre esta y otras profesiones es hacer lo que a uno le gusta, lo que le da brillo en los ojos, disfrutar el proceso, mas allá de los resultados, entendiendo que los resultados son consecuencia y no al contrario.


Trabajar en equipo, red, comunidad:

Siempre se recomienda conversar con un coach especializado en el rubro quien nos dará una mirada distinta, que nos ayudará a gestionar nuestras emociones, y nos focalizará en nuestras fortalezas. Pero también es importante hablar con el bróker o martillero o colegas del equipo quienes desde su experiencia nos podrán asistir al respecto.


Ego que expande vs Ego que limita:


Salgamos de la conversación del miedo o del ¨no querer molestar¨. Entender lo más rápido posible el valor agregado que estamos dando al cliente, nos hará hacer aquellas cosas necesarias para lograr nuestros objetivos. Ejemplo: hacer las llamadas telefónicas necesarias, lograr una reunión para conocer al cliente y darse a conocer (o prelisting), presentar con seguridad un ACM o tasación, manejar objeciones en una visita, conseguir unir las partes en una operación para el cierre, mantener una comunicación fluida con nuestros clientes posventa, para que nos refieran.


Por supuesto hay muchísimas cosas mas a tener en cuenta, pero comenzar por estas nos acercará un poco más a nuestro propósito.

Por último, la Ley de Pareto indica que necesitamos un 80% de Actitud + un 20% Talento, y que cuando medimos resultados a mediano largo plazo, el compromiso y la constancia superaran a nuestras capacidades innatas.



Escrito por: Maximiliano Goncalves – Agente Inmobiliario / Coach Ontológico y Coach Inmobiliario ®

Revisado y editado por : Equipo de Coaching Inmobilario ®


#CoachingInmobiliario #CoachInmobiliario #BlogInmobiliario #TipsParaInmobiliarios

57 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo